La hora del té es simplemente fundamental, por lo que la tarde siempre debe disponer de un pequeño tiempo para disfrutar de un delicioso y recien hecho té. Eso sí, si puede disfrutarse en originales y peculiares tazas mucho mejor.

En esta ocasión me he topado con un adorable juego de té, un gato de por medio, y dos espléndidas y pequeñas tazas para tomar básicamente la medida justa. Solo nos faltarian los escones, quizás los pasteles más dulces, y algun que otro aperitivo al cual meter diente mientras dejamos las tazas vacias. Lamentablemente el juego completo es algo costoso, pero bien, sin duda para disfrutar personalmente o como regalo es una excelente elección a tener en cuenta.

47 dólares y es tuyo.

Anuncios